Lubin Paris- El nuevo perfume Black Jade

black jade de lubin parís



El Jardín secreto de la Reina



En 1784, Pierre François Lubin se convirtió, a los 10 años de edad, en aprendiz en la casa Tombarelli, de la familia de perfumeros italianos que la reina de Francia Catherine de Medicis había hecho venir de Florencia a Grasse en el siglo XV. Algunos años más tarde, viene a París para terminar su aprendizaje en la prestigiosa tienda de Fargeon, el perfumero de la Corte Real.Tiene la ambición de unirse más adelante a la corporación de los perfumeros, creada en el siglo XV.

En aquella época, esta gozaba de un prestigio cada vez mayor, ya que desde el reino de Louis XIV, la higiene avanza a grandes pasos en Versalles. El uso de los jabones, perfumes y cosméticos va entrando progresivamente en las costumbres. Fargeon, el perfumero de la reina, es por tanto un visitante habitual del Palacio Real de Versalles, ya que viene regularmente a traerle sus preparaciones a la reina María Antonieta.

El siglo XVIII había visto la eclosión en Francia de una conciencia filosófica y política, que le hizo merecedor del nombre de «Siglo de las luces». El sistema monárquico y el poder absoluto que ejercía el soberano eran cada vez más criticados. A partir de 1789, estas ideas se habían hecho eco entre el pueblo, el poder real desaparece ante las revueltas populares en beneficio del de una asamblea revolucionaria elegida por todos, donde terminan dominando los más radicales. La familia real, cada vez más contestada, se encuentra prisionera del nuevo poder político en el castillo de las Tullerías, en París, mientras que la guerra amenaza en las fronteras.

En este París revolucionario, el Maestro Perfumero permanece fiel a la reina María Antonieta y sigue suministrándole sus preparaciones. Entre ellas, su “eau de toilette”, una preparación alcoholizada que aplicada sobre la piel durante las abluciones matinales conserva el tono fresco de la reina, lo cual suscita muchas envidias en la corte. El joven aprendiz Lubin anota cuidadosamente las fórmulas de su maestro: recordará esta fórmula de vinagre cosmético cuando, al instalarse en la calle Sainte Anne algunos años después, en 1798, lance su célebre “eau de toilette”, a la que debe su reputación. La hija de la reina María Antonieta, María Teresa de Francia, convertida en duquesa de Angoulême, la adoptará de hecho rápidamente después de volver de su exilio en 1815, y nombrará a su vez a Lubin «proveedor del duque de Angoulême».

Pero el joven Lubin también se interesa por un perfume misterioso que la reina encargó a Jean Louis Fargeon durante la creación de los jardines de Trianon, su espacio privado. Las rosas de su receta evocan sin duda este jardín florido, asociadas con el jazmín de Grasse, pero el recurso a las especias y maderas preciosas que consigue de tierras lejanas, las que inspiran los temas de los decorados murales en Versalles, lo enriquecen con olores más exóticos. Las maderas preciosas de pachuli y de sándalo, la vainilla y la canela, el coriandro y el cardamomo, el incienso y el gálbano se traen de la India y de las islas francesas de ultramar. Gracias a ellas, este perfume florido, de primera impresión fresca, se suaviza y se recalienta sobre la piel de la reina. Deja una estela discreta, ligeramente ambarada, elegante y sensual. Acompaña a la soberana a todas partes, en un pequeño frasco de jade negro que lo protege de la luz del sol.

Este perfume desaparecido y ahora resucitado llevó durante mucho tiempo en la casa Lubin el nombre de «Jardin secret», hasta los años 1930, sin que nunca se hiciera alusión a su origen forma explícita. Le hemos dado el sobrenombre de la época, «black jade». Es el que nos transmitió la amiga íntima a quien la reina regaló el frasco negro de efluvios anticuados, antes de despedirse por última vez. Era el jardín secreto de una reina, el recuerdo de sus días felices, de sus veladas de primavera en la intimidad del Pequeño Trianon, en Versalles, pero lejos de los fastos de la corte.




El Gálbano
La Bergamota
El Cardamomo


Jazmín
Rosa
El Incienso
La Canela


Sándalo Indio
Pachulí
Vainilla
Haba Tonka
Ámbar



lubin paris
Black Jade



Un frasco de jade negro contenía los últimos efluvios de un jardín secreto. Recopiada por un indiscreto aprendiz, su receta recuperada reveló sus arcanos. Es el precioso recuerdo de una reina en la rosaleda del Trianón, alejada de los fastos de la Corte, antes de que se desatase la tormenta de la historia. Confiado a una dama de alto linaje, su fiel amiga, atravesó los siglos para volver a la vida en la actualidad. El gálbano, la bergamota y el cardamomo anuncian con frescura un corazón de jazmín y de rosa que enriquecen el incienso y la canela. El fondo ambarino que descansa en maderas de otros lugares, el sándalo indio y el pachulí, se atavían con vainilla y haba tonka.



Para mas información de Lubin y sus perfumes puedes visitar la web



lubin paris







¿Eres exigente a la hora de elegir tu perfume?¿Usas un perfume de manera fiel o te gusta ir probando distintos aromas?¿Si un perfume fuera exquisito para ti, cuanto estarías dispuesta a pagar por él?






3 comentarios:

  1. Tiene una pinta estupenda este perfume, seguro que huele genial. Besos!

    ResponderEliminar
  2. habra que olerlo aver
    aunque parece que tiene buena pinta
    http://loypy1.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Hooola¡¡¡ gracias por tu comentario. Tiene de todo no me pareció muy caro. Y una de las zonas de la tienda tenía todo al 60% dto. no pude mirar mucho porque iba con prisa pero vi un par de vestidos con muy buena pinta.
    Un bs y feliz semana.

    ResponderEliminar

¡Suscríbete!

Back-to-top