Aprovecha este Black Friday para darte un capricho

Dicen que ir de compras es la mejor terapia, especialmente en épocas de mucho estrés, ansiedad, depresión o crisis personales. Amamos consentirnos con detalles para nosotras y eso es parte del amor propio. Sin embargo, las mujeres solemos ser optimizadoras de los recursos.

Siempre estamos a la caza de los mejores precios y ofertas cuando salimos a comprar. Este Black Friday no será la excepción, por eso te queremos invitar a que lo aproveches al máximo para darte un capricho. Aquellas fanáticas de los accesorios, que entienden que  son de los elementos más importantes de cualquier outfit, disfrutarán en estos días de rebajas para adquirir sus pendientes y accesorios favoritos en TOUS

pendientes tous

¿Qué es el Black Friday?

Esta jornada de compras tiene un origen histórico muy importante, que ha echado raíces. Inició en Estados Unidos por diferentes acontecimientos, el primero fue en 1869, cuando dos agentes de Wall Street intentaron acaparar el mercado de oro en sus manos y el precio de dicho metal terminó desplomándose, haciendo que muchos accionistas perdieran dinero. El segundo acontecimiento ocurrió en Filadelfia, cuando la ciudad colapsó el viernes después de Acción de Gracias por la avalancha de personas haciendo compras navideñas. 

No obstante, el término se popularizó gracias a la prensa. En 1966 y en 1975, periódicos de amplia circulación lo utilizaron para referirse al tráfico generado, producto de los descuentos y la gran cantidad de personas haciendo compras de temporada.

En el siglo XXI esta tradición se ha difundido hacia diferentes países, los comercios la aprovechan para aumentar sus ventas, ganar visibilidad y dar a conocer sus productos, mientras los clientes esperan con ansias para obtener los mejores precios de los artículos que les interesan.  

Pendientes en la historia

¿Eres fanática de los pendientes? Nada mejor que accesorios de buena calidad para que un look sea completo. Hoy te contamos que no eres la única, ya que son complementos de uso milenario. Desde Egipto, Grecia y Arabia ya eran recurrentes en la vestimenta masculina. Su uso daba una impresión de poder y riqueza, incluso el poeta griego Homero empleaba la palabra «arete» para referirse a la excelencia humana y la superioridad de los seres excelsos, como los dioses, así como el valor y la rapidez de los caballos nobles. 

Por esa razón si se usaba arete este era de valor; de oro, plata, con diamantes, esmeraldas y otras piedras preciosas. En los siglos XVII, XVIII y XIX el uso de los pendientes en hombres se extinguió hasta volverse un accesorio exclusivo de las mujeres por muchos años. Por ejemplo, a inicios del siglo XIX, en pleno apogeo del romanticismo, la moda austera femenina quedaba equilibrada con joyería de calidad, pendientes de oro y plata. Y, con la llegada del nuevo milenio, el uso de estos accesorios se volvió indistinto del género. 

¿Cómo usar pendientes de manera asertiva? 

Los pendientes y, en general, los accesorios tienen el potencial de convertir un atuendo básico o soso, en todo un éxito de revista. Hacen que las mujeres nos sintamos bellas. Por eso, es importante aprender a usarlos con asertividad.

Los pendientes van a depender mucho de la ocasión, el tipo de peinado o escote que vayas a utilizar. Aquí te daremos algunos tips para que empieces a lucirlos de la mejor manera en cuatro momentos:

  • En el trabajo: Opta por aretes en colores básicos, como el dorado y el plateado, cuyo tamaño no sea muy grande. Esto dará una impresión de elegancia clásica. Además, al estar en labores de trabajo no te van a generar incomodidad ni pesarán demasiado. Al ser aquellos que usarás cada día es recomendable que escojas metales preciosos para evitar alergias o dermatitis en los lóbulos de las orejas. 
  • Para fiestas: Es el momento de brillar con tus aretes más esplendorosos. Escogerlos de acuerdo con el escote y peinado que vayas utilizar es lo ideal. Recuerda que con el cabello recogido es mejor enmarcar tu rostro en unos pendientes grandes. Con cuellos de tortuga, opta por aretes pequeños y con brillo.
  • Para ejercitarte: La comodidad siempre será el objetivo al momento de realizar actividades físicas. Por ello, usa pendientes pequeños y en tonos clásicos. Adicionalmente, elige aquellos elaborados en metales preciosos, como el oro y la plata, para evitar alergias y oxidaciones, teniendo en cuenta la sudoración. 
  • Salidas casuales: Realmente esta es una situación en la que puedes probar con todos los tipos de pendientes. Puedes jugar con tus preferencias, conjuntos y tipo de rostro. Pon a prueba tu estilo y, si eres arriesgada, sal de la zona de confort de tu joyería de costumbre para probar modelos diferentes. En TOUS, por ejemplo, empresa líder en su nicho, encuentras la más amplia gama de colecciones de joyería, para todas las temporadas y gustos, pensando siempre en la sostenibilidad.
Sígueme
Si te ha gustado, compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.