Claves para aliviar el dolor de talón

aliviar el dolor  de talón

El dolor de talón o talalgia es una molestia muy frecuente que, demasiado a menudo, es obviada hasta que evoluciona desde una sensación incómoda a una patología incapacitante.

El dolor puede sentirse en general en toda la parte de abajo, aunque no es infrecuente que sea más acusado en una zona concreta, y puede ser bilateral, en ambos pies, o afectar a uno solo.

Si usted siente dolor en el talón la principal recomendación es que le preste la atención adecuada para evitar posibles complicaciones.

Causas más frecuentes del dolor de talón

Es muy importante saber cuál es la causa del dolor de talón, de modo que podamos dar con las soluciones específicas adecuadas para su tratamiento y atender a la prevención de posibles dolores de repetición.

La causa más común del dolor del talón es la conocida como Fascitis Plantar, que puede desencadenarse con frecuencia al usar zapato plano y permanecer mucho tiempo de pie o andando.

El origen de la Fascitis Plantar es algo conocido como estrés repetitivo, durante el cual, más que un golpe o traumatismo, lo que causa el dolor es una presión y golpeteo continuados sobre esta zona.

Esta situación se traduce en una inflamación de la fascia, que es una banda de tejido que se extiende sobre el hueso del talón, llamado calcáneo, y llega hasta los dedos del pie. La Fascitis Plantar es muy común en personas que practican running y también en los casos de sobrepeso.

La edad también será un factor de riesgo para esta afectación, así como presentar alteraciones previas en la anatomía del pie, tal y como ocurre en los casos de pie cavo.

La fascitis puede cursar con o sin calcificación. La calcificación, en forma de prominencia ósea, recibe el nombre de Espolón Calcáneo, es bastante dolorosa y consecuencia de no haber tratado a tiempo la fascitis.

Cuando el dolor se siente más bien detrás del talón, es muy posiblemente debido a una Tendinitis del Talón de Aquiles, afección que hoy en día es bastante común en personas que practican deporte solo los fines de semana, siendo más habitual en los varones.

Otras causas posibles del dolor de talón son la retracción del tríceps sural (frecuente debido al uso de zapatos de tacón alto), la atrofia de la almohadilla o grasa plantar (frecuente en casos de diabetes y menopausia), el atrapamiento por el nervio de Baxter, la bursitis y la artritis.

Recomendaciones para reducir el dolor de talón

Dependiendo de la causa que origine la talalgia, el podólogo le indicará tratamientos y abordajes particulares para su caso.

Sin embargo, existen una serie de recomendaciones generales con las que conseguiremos mitigar las molestias y aliviar el dolor de talón, como los siguientes.

El uso de calzado de calidad con buena amortiguación (especialmente cuando vaya a hacer deporte).

El uso de plantillas de gel para aumentar la amortiguación en su calzado habitual.

La moderación en el uso de tacones muy altos, reservándolos para ocasiones especiales y/o utilizando plantillas especialmente indicadas para ellos.

El control de su peso.

La aplicación de frío local y descanso adecuado tras impactos o prácticas deportivas intensas.

El uso de plantillas de gel es una de las opciones más eficaces para aliviar el dolor de talón, especialmente si usted trabaja muchas horas de pie o caminando. En concreto,  la gama de plantillas de gel Scholl de uso profesional, para uso deportivo o de uso diario, ayuda a absorber los impactos y a reducir la presión excesiva en los pies, mejorando la comodidad del calzado, por lo que son buenas aliadas para el cuidado de nuestros pies en el día a día.

Cuándo visitar al médico o podólogo por dolor en el talón

Es común preguntarnos si realmente necesitamos visitar a un médico o podólogo cuando se nos presenta un dolor en el talón.

Lo recomendable es realizar una consulta siempre que el dolor no haya remitido en el transcurso de una semana, no responda al uso de analgésicos o antiinflamatorios convencionales y cuando nos impida caminar o realizar las actividades de la vida diaria.

En definitiva, los dolores de talón, aunque pueden remitir solos, en bastantes ocasiones tienden a agravarse o hacerse crónicos. Es por esto que lo adecuado es aplicar las medidas de prevención correctas, particularmente respecto al uso de calzado y plantillas de gel. En cualquier caso, ante la duda, consulte siempre con su médico o podólogo de confianza.

Sígueme
Share:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 Comment

  1. 19 diciembre, 2019 / 7:08 pm

    No he sufrido nunca dolor en el talón pero es bueno saber como actuar en ese caso. Un beso