Guía de cuidados para el pecho y escote

Si quieres comenzar a cuidar a conciencia estas dos zonas tan conflictivas hoy te doy unos consejos para un pecho y escote perfectos.

Cuidar de la piel del pecho y del escote es tan importante como hacerlo con el resto del cuerpo y del rostro sin embargo estas zonas siguen siendo las grandes olvidadas.

cuidado de escote y cuello

En el pecho y el escote la piel es muy fina y está expuesta a agentes externos como el sol por lo que es propensa al envejecimiento prematuro y suele presentar manchas causadas por el sol. Esta zona tiene muy poca capa natural de manto hidrolipídico protector, por lo que se produce fácilmente una gran pérdida de agua que conlleva su extrema fragilidad.

Tanto en casa como en un centro especializado, disponemos de una amplia carta de tratamientos como es el caso de clinica dexeus, perfectos para devolver la juventud a esta delicada zona de tu cuerpo.

Consejos para cuidar el pecho y el escote

Limpia la piel con suavidad: No olvides desmaquillar y limpiar la zona del cuello y del escote al igual que haces con tu rostro. Una vez desmaquillada y limpia la zona aplica tónico de esta manera conseguirás que la piel este lista para aplicar los tratamientos de pecho y escote.

Hidrata en profundidad y protege la piel del sol: Hidrata tu piel a diario. Por las mañanas además deberás aplicar protección solar o alguna hidratante que contenga filtro solar para proteger la zona de los rayos solares.Tanto como para la zona del cuello como del escote existen infinidad de productos específicos para prevenir el envejecimiento del pecho y escote y dar firmeza a la piel.

Si te has realizado una reconstrucción de pecho no olvides cuidarlo desde el principio para asegurarte de lucir una piel siempre perfecta. Cuida y mima tu piel y no olvides seguir las recomendaciones de tu médico.

Ejercicio: No olvides realizar ejercicios específicos para tonificar y dar firmeza al pecho. Evita los ejercicios violentos, sujetadores inadecuados y dietas de adelgazamiento bruscas, ya que pueden romper las fibras naturales de sujeción del pecho.

Para realizar ejercicio utiliza solo sujetadores apropiados para ello ya que te evitará que el pecho y sus fibras sufran con movimientos bruscos.

Vigila tu postura: Echar los hombros atrás, juntar las escápulas y “sacar pecho”, aunque sea voluminoso. Será mejor para la espalda y también para el pecho que si se va encorvado, pues se arruga y pierde su firmeza.

Intentar dormir boca arriba o por lo menos no muy replegada lateralmente, esta es también una buena recomendación para mantener tersa la zona del escote.

Share:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *