Comer con menos calorías ¡sí se puede!


Para reducir calorías no es necesario dejar de comer alimentos que nos gustan sino simplemente saber elegir qué productos ponemos en nuestra despensa. Todo comienza en el momento que realizamos la compra y es muy importante saber que debemos y que no llevarnos a casa. 

Hoy os traigo unos sencillos consejos a la hora de cocinar y de preparar nuestros platos para conseguir que nuestra alimentación sea más equilibrada, sana y con menos calorías.

Ahora más que nunca, al menos es mi caso, es cuando consumo menos calorías, con el verano cambio mucho mis hábitos alimenticios y prefiero comer más frutas, verduras y comidas muchos más ligeras...

Ensaladas: Son perfectas para acompañar el almuerzo y/o la cena. Aunque aportan muy pocas calorías es importante prestar atención a la hora de aliñarlas ya que muchas veces ahí está el exceso. Para aliñar las ensaladas es indispensable poner poco aceite, si no puedes renunciar a él existen aceites bajos en calorías como es el caso del aceite acalórico ordesa. También puedes sustituir el vinagre por un buen chorro de zumo de limón y aderezar el aliño con hierbas.

cocinar alimentos con menos calorías

Verduras, pescados y carnes: Si los consumes al vapor es la mejor opción, pero si te resulta muy insípido como es en mi caso prefiero hacerlas a la plancha con unas gotas de aceite bajo en calorías. Aderezar con hierbas y especias que te gusten. 

Al horno mejor que frito: Ya sabéis la cantidad de calorías que aportan los fritos por eso es mejor utilizar el horno en vez de la freidora. Son muchas las recetas de las cuales podemos prescindir de la freidora y quedan igual de buenas e incluso mejor cocinando en el horno, es el caso de las albóndigas, empanadillas, patatas "fritas", rollitos de primavera y una larga lista de productos que quedan mejor al horno que fritos. 

Salsas caseras: Las salsas tienen un gran aporte calórico, si aún así no puedes prescindir de ellas es mejor hacerlas de forma casera, en Internet encontrarás muchas recetas para realizar mil y unas salsas de forma casera y económica, muchas son más fáciles de hacer de lo que crees y están muy ricas, eso sí ¡no abuses de ellas! Sobre todo de la mayonesa, es una de las salsas que contiene más calorías.

Zumos y batidos naturales: Hace mucho que dejé de comprarlos, prefiero prepararlos en casa con fruta y/o verdura fresca y edulcorantes naturales como la estevia o la panela. Evitarás que tu cuerpo consuma aditivos artificiales que no nos sirven de nada.

Además, ahora en verano si le añades algo de hielo puedes preparar unos ricos granizados que tanto apetecen y refrescan. Hay frutas y verduras con pocas calorías como es el caso de las manzanas, los arándanos, moras, melón, fresas, espinacas, pepinos, naranjas...

bajos en calorías
Imagen vía Shutterstock

Utiliza el wok: Es un indispensable en la cocina ya que en él puedes preparar todo tipo de alimentos sin utilizar apenas aceite. Las verduras quedan muy sabrosas y en su punto.

Dulces ricos y sanos: Si no puedes evitar comer algo dulce puedes utilizar el horno para asar unas peras o manzanas, es un postre delicioso, sano y rápido. Me gusta ponerle un poco de canela y un clavo y ¡listo!


¿Qué te han parecido estos consejos para cocinar con menos calorías? ¿Cuáles son tus trucos o consejos?



2 comentarios:

  1. Muy buena recopilación. La verdad es que los zumos envasados tienen una cantidad de azúcar que asusta de sólo pensarlo.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Geniales y ciertamente mejor los zumos naturales que envasados, bueno como con casi todo lo mejor son los productos naturales, aunque cada día notamos que ya no tienen la calidad de antaño.

    ResponderEliminar

¡Suscríbete!

Back-to-top