Celebrities y la adicción al botox


Si hablamos de botox lo primero que se nos viene a la mente es el inexpresivo rostro que actualmente tiene la actriz Nicole Kidman, buscando a través de Google a famosas operadas he dado con el horrendo caso de Carla Bruni...que ha sido portada de muchas portadas de revistas y no precisamente por su belleza sino por su antes y después.

Un artículo en el cuál se muestra a una Carla Bruni a la cuál se le ha ido la mano con el botox o se ha puesto en manos de alguien no muy aconsejable. ¿De verdad se sentirá bien esta mujer cuando vea esas fotos?



El botox al parecer engancha y no es suficiente el hecho de borrar las arrugas sino que ahora se convierten en máscaras inexpresivas dignas de una película de terror. 

Son muchas las famosas que se dejan arrastrar por este "vicio". Cualquier edad es buena para ponerse botox aquí y allá, casos de jóvenes como los de Lindsay Lohan o la mismísima Megan Fox han sucumbido a los encantos del botox antes de alcanzar la treintena. Y por supuesto con efectos horripilantes.


adicción al botox en famosas

En cabeza Carla Bruni, Nikole Kidman, Kylie Minogue, Daryl Hanna, Meg Ryan y Madonna, adictas al botox y a cualquier otro tipo de cirugía que las transformen en monstruos.

¿Qué fue de la belleza de las actrices de antaño? 

la belleza natural de las actrices de los 50

Bellísimas entonces Grace Kelly, Sofía Loren, Ava Gadner y nuestra Sara Montiel. Grandes mujeres con rostros perfectos que provocaban el deseo entre los hombres y la envidia entre las mujeres. 

Sin lugar a dudas creo que el botox está dentro de los grandes avances en el mundo de la belleza pero por supuesto todo debe ser dentro de su justa medida y siempre debemos ser aconsejadas por un buen especialista en cirugía estética. 

Aún me escandalizo cuando veo en algunas peluquerías donde ofrecen bonos de cortar y peinar con algún que otro retoque facial...Mucho cuidado porque de ello depende no sólo la belleza de tu rostro sino también tu salud.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Suscríbete!

Back-to-top