Blog de Belleza, Maquillaje y Cosméticos

Cómo elegir el sérum perfecto

Pero ¿qué es un sérum? Un sérum no es más que un concentrado con principios activos más potentes que los que contiene una crema habitual, suelen actuar en capas más profundas la de piel. Con ello conseguimos reforzar nuestro tratamiento habitual, conseguir mayores resultados y de forma más rápida.

Los sérums se aplican después de la limpieza y tonificación de la piel y antes de nuestra crema hidratante habitual, tanto de día como de noche (aunque se aconseja sobre todo de noche), lo mejor es seguir las indicaciones específicas del producto ya que puede variar. Al ser un concentrado solo es necesario utilizar una pequeña cantidad de producto y aunque suelen ser algo más caros que una crema habitual se les suele sacar el mismo rendimiento

uso del serum facial

Aunque con todo esto os pueda parecer que el hecho de usar un sérum sustituye nuestro tratamiento habitual no es así ya que normalmente no contienen protección solar ni hidratan lo suficiente como para utilizarlos solos. Recuerda siempre que el sérum no es más que un complemento a nuestra rutina facial diaria.

Después de saber un poco más sobre los beneficios de utilizar un sérum deberías saber cuál de ellos se adapta mejor a tus necesidades para conseguir unos resultados óptimos en poco tiempo.

Conseguir luminosidad en una piel apagada: En este caso la vitamina C será tu mejor aliada. Tener una piel apagada puedes deberse a muchos factores entre ellos el tabaco, el exceso de sol, no descansar de manera adecuada por las noches o simplemente factores genéticos.

Si en tu caso la piel apagada es tu peor enemigo utiliza un sérum que contenga vitamina C que además de aportar luminosidad contiene antioxidantes que ayudarán a proteger a tu piel de las agresiones externas.

Luchar contra el envejecimiento: El retinol será tu mejor aliado para tratar los signos del envejecimiento de la piel. Además, es perfecto para tratar las marcas del acné y disminuir la pigmentación de las manchas.

Son perfectos para usar durante la noche y ayudar a la reparación celular y a acelerar su renovación. Para evitar la irritación en la piel con el uso es muy importante seguir al pie de la letra las instrucciones del producto, utilizar la cantidad justa y comenzar con productos con baja concentración e ir subiendo para que la piel no se habitúe y el tratamiento sea más efectivo y menos agresivo con la piel.

Piel seca, extra de hidratación: Muy aconsejable el uso de sérums con ácido hialurónico. Gracias a él conseguirás mantener la hidratación de la piel y al mismo tiempo se pierda la hidratación natural de nuestra piel.

 

Y para ti ¿cuál es tu sérum favorito? Espero que te haya gustado esta entrada y recuerda que puedes compartir este artículo en redes sociales ¡gracias!