Blog de Belleza, Maquillaje y Cosméticos

Cómo llevar una dieta saludable

En los últimos años se ha convertido en una obsesión hacer dietas saludables acompañadas de sesiones diarias o semanales de ejercicio ya sea en el gimnasio, en casa o en la calle. Lo cierto es que llevar a cabo una dieta alimenticia es muy importante para la salud, sobre todo en España donde salir de tapas y cervezas los fines de semana es algo muy tradicional y demandado.

La obsesión por adelgazar y seguir dietas saludables ha desembocado en la creación e invención de numerosos tipos de dietas. Sin embargo, no todas ellas son aconsejables para el objetivo de perder peso sin dejar de mantener en buena forma nuestra salud. Una verdadera dieta saludable se basa en la consumición de alimentos naturales y frescos y sin procesar, dejando al margen todo tipo de grasas saturadas y harinas refinadas.

Toda dieta equilibrada debe aportar los nutrientes, vitaminas y proteínas que necesita el organismo, de forma que dietas como la llamada “monodieta” consistente en la toma de una sola pieza de fruta en cada una de las cinco comidas del día durante unas semanas o un mes es aconsejable, y casi obligatorio, no planteársela. En Nootric se enseñan planes nutricionales y consejos para poder seguir una vida saludable.

consejos dieta saludable

Es importante destacar que, además, las dietas siempre deben de ser adaptadas al cuerpo y organismo de cada persona. Dependiendo de la edad, la actividad física que frecuenta cada día y la constitución corporal, así como contar con alguna enfermedad o intolerancia alimentaria y los gustos culinarios, son factores a tener en cuenta para poder llevar a cabo una buena dieta saludable.

Si se desea realizar una dieta, lo aconsejable es acudir a un especialista dietético para que elabore un plan de alimentación que esté acorde a las características anteriormente reseñadas de cada uno. Una vez hecho el plan alimentario, lo ideal, en primer lugar es planificar las comidas y la lista de la compra y evitar las improvisaciones. Por ello, es aconsejable hacer la compra una vez por semana.

En segundo lugar, lo que cualquier dietista va a aconsejar, es realizar las cinco comidas del día sin saltarse ninguna. Hacer 3 platos principales y dos tentempiés y siempre comer despacio, pues hacer comidas aceleradas provoca malas digestiones y lentitud en el metabolismo. Además, en cada una de las comidas debe combinarse una proteína con un hidrato de carbono y una grasa saludable.

Se debe beber entre 2 y 2,5 litros de agua diariamente y tomar entre 5 y 7 raciones de fruta y/o verdura al día. La fruta no debe estar envasada y es recomendable comerla con piel, ya que ésta es la que aporta la mayor parte de las vitaminas necesarias.

Es necesario evitar el azúcar, edulcorantes o aquellos alimentos que ya lo contengan. Además, es muy recomendable que casi todos los alimentos consumidos sean integrales y evitar alimentos precocinados o procesados, así como los fritos y empanados. También se recomienda tomar entre 3 y 6 nueces diarias, dos onzas de chocolate negro repartidos entre la merienda y la cena y dos raciones de lácteos desnatados al día.

Por último, y lo más importante a tener en cuenta: desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo.

Comer con menos calorías ¡sí se puede!

Para reducir calorías no es necesario dejar de comer alimentos que nos gustan sino simplemente saber elegir qué productos ponemos en nuestra despensa. Todo comienza en el momento que realizamos la compra y es muy importante saber que debemos y que no llevarnos a casa.

Hoy os traigo unos sencillos consejos a la hora de cocinar y de preparar nuestros platos para conseguir que nuestra alimentación sea más equilibrada, sana y con menos calorías.

Ahora más que nunca, al menos es mi caso, es cuando consumo menos calorías, con el verano cambio mucho mis hábitos alimenticios y prefiero comer más frutas, verduras y comidas muchos más ligeras…

Ensaladas: Son perfectas para acompañar el almuerzo y/o la cena. Aunque aportan muy pocas calorías es importante prestar atención a la hora de aliñarlas ya que muchas veces ahí está el exceso. Para aliñar las ensaladas es indispensable poner poco aceite, si no puedes renunciar a él existen aceites bajos en calorías como es el caso del aceite acalórico ordesa. También puedes sustituir el vinagre por un buen chorro de zumo de limón y aderezar el aliño con hierbas.

cocinar alimentos con menos calorías

Verduras, pescados y carnes: Si los consumes al vapor es la mejor opción, pero si te resulta muy insípido como es en mi caso prefiero hacerlas a la plancha con unas gotas de aceite bajo en calorías. Aderezar con hierbas y especias que te gusten.

 

Al horno mejor que frito: Ya sabéis la cantidad de calorías que aportan los fritos por eso es mejor utilizar el horno en vez de la freidora. Son muchas las recetas de las cuales podemos prescindir de la freidora y quedan igual de buenas e incluso mejor cocinando en el horno, es el caso de las albóndigas, empanadillas, patatas “fritas”, rollitos de primavera y una larga lista de productos que quedan mejor al horno que fritos.

 

Salsas caseras: Las salsas tienen un gran aporte calórico, si aún así no puedes prescindir de ellas es mejor hacerlas de forma casera, en Internet encontrarás muchas recetas para realizar mil y unas salsas de forma casera y económica, muchas son más fáciles de hacer de lo que crees y están muy ricas, eso sí ¡no abuses de ellas! Sobre todo de la mayonesa, es una de las salsas que contiene más calorías.

 

Zumos y batidos naturales: Hace mucho que dejé de comprarlos, prefiero prepararlos en casa con fruta y/o verdura fresca y edulcorantes naturales como la estevia o la panela. Evitarás que tu cuerpo consuma aditivos artificiales que no nos sirven de nada.

Además, ahora en verano si le añades algo de hielo puedes preparar unos ricos granizados que tanto apetecen y refrescan. Hay frutas y verduras con pocas calorías como es el caso de las manzanas, los arándanos, moras, melón, fresas, espinacas, pepinos, naranjas…

bajos en calorías

Utiliza el wok: Es un indispensable en la cocina ya que en él puedes preparar todo tipo de alimentos sin utilizar apenas aceite. Las verduras quedan muy sabrosas y en su punto.

 

Dulces ricos y sanos: Si no puedes evitar comer algo dulce puedes utilizar el horno para asar unas peras o manzanas, es un postre delicioso, sano y rápido. Me gusta ponerle un poco de canela y un clavo y ¡listo!

¿Qué te han parecido estos consejos para cocinar con menos calorías? ¿Cuáles son tus trucos o consejos?

Cómo recuperar el peso ideal después de las vacaciones

Seguimos con la rentrée y esta vez con el tema de los kilos de más. Lo normal es que después de las vacaciones hayamos comenzamos con un par de kilos de más, como ya os de he dicho es lo más común, pero es muy importante recuperar de nuevo el peso después de las vacaciones.

Seguro que todas sabéis por qué esos kilos de más, días más largos, vacaciones de relax sin la presión del trabajo, los tapeos en las terrazas de verano con los amigos, horas tiradas en la playa tomando el sol… Sin duda lo lógico es comenzar las vacaciones con un par de kilos de más y hoy os daré unos trucos para recuperarse de manera sana y natural.

Lo primero es volver a regular nuestras comidas, regla de oro ¡5 comidas al día! Muy, muy importante y sobre todo para comilonas como yo. Pero ¿sabéis por qué recomiendan realizar 5 comidas al día? Lo vais a entender fácilmente, cuando llevamos muchas horas sin comer nuestro sistema digestivo, que es muy sabio ;D, activa un mecanismo de autoprotección y comienza a retener el mayor volumen de grasas posible para asegurarse de que a nuestro organismo no le falte los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento.

En definitiva, recomiendan las famosas 5 comidas porque si comemos a menudo nuestro cuerpo no activará esta “alarma” y retendremos muchas menos grasas. Por eso la regla de las 5 comidas es tan importante en una alimentación sana. Y recuerda que el hecho de acumular grasas no sólo es nocivo para el aspecto de la piel (celulitis y michelines varios) sino también para nuestro sistema cardiovascular.

recuperar peso después de las vacaciones

8:00 h. Debemos comenzar la mañana con un buen desayuno, yo en el desayuno recurro a lo tradicional, una buena tostada con aceite de oliva virgen extra y jamón o en su defecto con tomate natural. Lo suyo es acompañarlo con un buen zumo de naranja natural y/o una buena taza de té verde. ¡Estamos listas para comenzar la mañana!

 

11:30 h. Llega el momento de un buen tentempié, tienes la opción de comerte una pieza de fruta o en mi caso, como a esta hora mi cuerpo aún me pide ¡Azúcarrrr! recurro a las galletas de chocolate suizo con leche de Siken, contiene muy pocas calorías y además me sacia hasta la hora del almuerzo y por supuesto ya tengo lo que mi cuerpo me pedía.

 

14:30 h. ¡Hora del almuerzo! O para mí mejor dicho hora del tupper porque me llevo todo el día fuera de casa. A esta hora me decanto con una buena ensalada (maíz, atún, espárragos…) y una cremita de pollo, champiñones o de 5 verduras de Siken. Estas cremas son ricas en proteínas y baja en grasas y azúcares. Además, con la comodidad de poder prepararlas en el trabajo ya que sólo necesitas mezclarlas con agua fría y meterlas un minuto en el microondas y ¡listas!

 

18:00 h. De nuevo un tentempié bien rico, aquí según se me apetezca dulce o salado me decante por un batido de cacao o una bolsita de bolitas de soja sabor barbacoa de Siken, ambos productos ricos en proteínas, muy saciantes y ¡bajos en calorías!

 

20:15 h. Voy al gimnasio de 3 a 4 veces en semana. Le dedico una hora aproximadamente a ejercicio cardiovascular o hago algo de máquinas para ir tonificando, cojo muy poquito peso con muchas repeticiones. Nada de montarse en la bici como si estuviéramos de paseo (veo muchas así, por eso lo digo) hay que darle caña, sudar y ponernos rojas como tomates. Después una buena ducha y por fin ¡vuelta a casa!

 

21:45 h. Hora de la cena…Últimamente me ha dado por comerme un rico tomate aliñado (aceite de oliva y vinagre de módena) junto con alguna especialidad de Siken como son las tortillas francesas de 4 quesos (muy ricas y parecen ¡caseras!).

Después de la cena suelo prepararme una tisana relajante para dormir y ¡hasta la mañana siguiente!

 

Otro complemento al que suelo recurrir hasta que vuelvo a mi peso es DiuriDREN, un producto de Siken especialmente indicado para la retención de líquidos, es un sobre que se disuelve en 1.5 litro de agua y me lo voy tomando a lo largo del día.

Os aseguro que con una alimentación sana y equilibrada, mucho ejercicio y la regla de las 5 comidas al día recuperaréis el peso de manera saludable y ¡sin pasar nada de hambre!.

 

¿Qué reglas básicas sigues para recuperar el peso? ¿Has probado los productos de Siken? ¿Cuál es tu producto favorito de la marca? ¿Recurres a productos bajos en calorías o sustitutivos de las comidas?