Blog de Belleza, Maquillaje y Cosméticos

18 ideas para cocinar sin grasa

Si crees que hoy en día cocinar sin grasa es misión imposible te dejo con algunos consejos y trucos para evitar esos excesos en grasa de forma fácil para que tus comidas sean mucho más saludables…

1. Verter la verdura en agua ya caliente cuando se va a hacer hervida mantiene mejor el sabor y los nutrientes de la verdura hervida. Se acorta el tiempo de cocción y reduce la pérdida de nutrientes en el agua.

2. Para hacer la carne a la plancha, sin nada de aceite, se debe usar una sarten de cerámica o antiadherente y esperar a que esté muy caliente. No se deben usar sartenes que ya hayan perdido parte del recubrimiento antiadherente.

3. Prepara una ensalada anti-toxinas aliñándola con zumo de limón. Es rico en vitamina C y neutraliza y elimina las toxinas del organismo.

4. Para un caldo de verduras más sabroso, nada como trocear mucho la verdura. Así los nutrientes impregnarán todo el agua y ésta tomará más sabor.

5. Al hacer el caldo de verduras, conviene comenzar con la cazuela sólo llena hasta la mitad e ir añadiendo agua fría poco a poco durante la cocción.

6. No sólo los filetes finitos se pueden preparar a la plancha sin aceite: cuando se hagan piezas más gruesas primero hay que dejar que la sarten o plancha esté realmente muy caliente, y sellar la carne por los dos lados. Una vez marcada, se baja el fuego y se permite que se cocine por dentro.

7. Para que la carne a la plancha quede más jugosa, se debe añadir la sal cuando ya se haya sellado en la sartén, nunca antes de cocinarla.

8. Sustituir el aceite por un poco de zumo de limón o caldo vegetal en la sartén es el truco para hacer un pescado realmente a la plancha, totalmente libre de grasa.

9. Es fácil hacer verduras a la plancha ‘al dente’: basta precocinarlas un minuto en el microondas y luego darles un golpe de calor en una plancha muy caliente, tan sólo vuelta y vuelta.

10. ¿Cómo mejorar la absorción del hierro de los alimentos? Basta con añadir unas gotas de zumo de limón al pescado o la carne. La vitamina C mejora la biodisponibilidad del hierro de los alimentos en el organismo.

11. Una receta sencilla para una carne al horno más jugosa y sin aceite: basta con regarla en el horno con un poco de caldo vegetal y taparla con papel de aluminio para que se hagan al papillote.

12. Otra fórmula muy simple para una carne al horno más jugosa: cubrirla con una capa de alimentos que suelten agua, como el tomate, la cebolla o el calabacín, le aporta sabor sin calorías ¡Deliciosa!

13. Colocar el pescado sobre un lecho de verduras antes de hacerlo al horno permite cocinarlo sin gota de aceite.

14. El papel sulfurizado (papel de cocina) también permite hacer el pescado al horno sin añadir aceite.

15. Después de asar la carne, hay que dejarla reposar unos minutos para que la humedad se distribuya homogéneamente. El resultado, un plato mucho más jugoso.

16. Fresco, limpio y sin abrir: así se debe preparar el pescado a la sal.

17. Para una verdura hervida más crujiente, nada como introducirlas en agua con hielo nada más cocerlas para “sellarlas”. Este truco también sirve para una lechuga más crujiente y fresca.

18. Entre los postres ligeros más deliciosos están la manzana y la pera al horno, ¡pero sin azúcar! La fructosa de la fruta se encargará de que cada bocado sea dulce, y se le puede añadir un poco de canela para hacerla aún más deliciosa.

dietas y frutas frecas

Texto realizado por los nutricionistas de la Clínica Ravenna.

Di no a los kilos de más en Navidad

En estas fechas nos toca lidiar con más días y ocasiones de exposición a la comida muy abundante y/o hipercalórica, con más eventos, comidas, cenas y compromisos sociales. Pero quizá este año tenga algo de especial: los tiempos que corren nos hacen reflexionar sobre el derroche, las compras y las verdaderas necesidades de uno mismo: ¿Necesitamos realmente este desborde? ¿Dónde esta la esencia de mi Navidad? ¿Cuáles son mis deseos? ¿Cuál es mi proyecto de vida?

mufins navidad

En Clínica Ravenna estamos seguros de que la comida en exceso y los kilos de más no forman parte de estos deseos, de esa Navidad soñada, pero a veces es difícil caminar contracorriente.

El equipo de nutricionistas desea ofrecer unos breves y someros consejos, que, siendo muy sencillos y básicos, son también muy importantes en estos días en los que quizá os toque ser anfitriones y estar más expuestos a la comida.

  • Organiza tus horarios y no te saltes comidas.

  • Cocina de forma saludable para toda la familia.

  • Haz una lista con las cosas que necesitas comprar y procura serle fiel.

  • En casa no utilices fuentes: sirve la comida en los platos.

  • No prepares picoteos. Sirve un entrante, un plato principal y un postre.

  • Elige como entrantes ensaladas o algún plato elaborado a base de vegetales.

  • Coloca aparte las salsas y guarniciones.

  • Que en la mesa no falte el agua, así como otras bebidas acalóricas.

  • No temas a que los invitados se queden con hambre. Nunca sucede así y menos en estos días.

  • No guardes lo que no desees comer: procura deshacerte de las sobras.

  • Pide ayuda y déjate ayudar por la gente que te apoya en tu proyecto de salud.

vida sana

La Navidad también es tiempo de cuidarte, porque el cuidado no tiene tiempo libre. Sin obsesionarte, simplemente ocupándote, festejando día a día tus logros y entre ellos, que por fin tu propósito de Año Nuevo no será empezar la dieta en enero, sino disfrutar de la sensación de estar en tu peso.

Texto por Leticia Plaza, nutricionista de la Clínica Ravenna