Alovera en el cuidado de la piel

Seguro que mas de una de vosotras tenéis una planta de Aloe Vera en casa, seguro que conocéis mas de un uso de esta planta sin embargo a lo mejor lo sabéis lo importante y saludable que es el uso de esta planta o las grandes propiedades que tiene en le cuidado de la piel.


Un dato relevante:

El Aloe Vera es increíble. Se ha demostrado que una quemadura profunda tratada con Aloe, evoluciona en 48 horas a una quemadura menor de segundo grado.


Las 10 aplicaciones del Aloe Vera más comunes
Quemaduras.
Cortes y heridas.
Cuidado del pelo y del cuero cabelludo.
Hemorroides y venas varicosas.
Psoriasis, erupciones y manchas de la piel.
Picaduras de insectos.
Dolores musculares.
Problemas digestivos.
Artritis.
Sinusitis y asma.

Existen varias formas de usar el Aloe vera
Zumo: el jugo del Aloe vera se extrae de la pulpa ya que la piel es muy irritante. Es la forma más popular de tomarlo. Se diluye una cucharada sopera en medio vaso de agua y se toma de una a tres veces al día antes de las comidas.
Gel: el Aloe vera forma parte del gel de ducha para poder aplicarlo así en la higiene diaria. Es una forma poco concentrada (depende del fabricante) pero en cambio es una forma de aplicarlo cada día.

Fresco: aplicar la hoja del Aloe vera hendida directamente sobre las quemaduras, las heridas, la piel seca, las infecciones por hongos y las picaduras de insectos. Pueden tomarse hasta dos cucharadas en un vaso de agua o con zumos de frutas tres veces al día como tónico.

Pomada: abrir varias hojas del Aloe vera para obtener gran cantidad de gel y hervirlo hasta formar una pasta espesa que se guarda en frascos limpios en un lugar fresco y se utiliza igual que las hojas.

Vino Tónico: el gel de Aloe vera fermentado con miel y especias recibe el nombre de "kumaryasava" en la India y se emplea como tónico contra la anemia y los trastornos de la función digestiva y hepática.

Inhalaciones: utilizar el gel en vahos contra la congestión bronquial.

Tintura: utilizar de uno a tres mililitros (ml.) por dosis del Aloe vera como estimulante del apetito o contra el estreñimiento. Su sabor es desagradable.

Polvo: se usan 100 - 500 mg. por dosis o en forma de cápsulas como purgante para el estreñimiento persistente y para estimular el flujo de la bilis.


El enorme valor cosmético del Aloe Vera se concentra en el líquido acuoso localizado en el interior de sus hojas, que consigue:


Regular el pH de la piel, dejándola con un tono natural y luminoso.

Transportar otros principios activos hasta la capa superficial de la dermis, activando la circulación sanguínea.
Regenerar aceleradamente la piel, ya que mejora la cohesión de las células localizadas en los fibroblastos y estimula la fabricación de colágeno.
Regular la piel, pues posee propiedades hidratantes y astringentes.
Tratar los problemas propios del cuero cabelludo, así como la grasa y la caspa. Además, los champús y suavizantes formulados con esta planta son altamente humectantes y consiguen compactar las fibras capilares para que el pelo quede protegido, suave y brillante.


¿Como aplicar la Aloe Vera?

Después corte los bordes de la parte que vaya a utilizar en este momento, a fin de eliminar las espinas. Seguidamente parta la hoja de Aloe longitudinalmente por la mitad. En la utilización externa se ha observado que los efectos son mucho más rápidos y contundentes cuando se aplica un trozo de hoja sobre la zona afectada, con la pulpa en contacto con la piel pero sin desprenderla de la corteza. Para mantenerla en su lugar se puede utilizar una venda o esparadrapo. Cuando por las características de la lesión a tratar no sea posible mantener la corteza, se podrá extraer la pulpa con una cuchara, machacándola o moliéndola seguidamente para facilitar su aplicación. Antes de aplicar la pulpa es muy importante lavar bien la zona de la piel en la que se va a utilizar. Estudios realizados por el Dr. Ivan E. Danhof han demostrado que el áloe penetra en la piel al menos cuatro veces más rápido que el agua. Ello le confiere una gran utilidad cuando es combinado con otros elementos nutritivos o curativos, pero es muy importante lavar cuidadosamente la piel antes de utilizarlo -sobre todo en las heridas y quemaduras- pues de lo contrario podría introducir en el cuerpo la suciedad, las impurezas e incluso las bacterias y microbios acumulados sobre la piel. Las aplicaciones se pueden repetir cada hora, lavando siempre la piel antes de cada nueva aplicación.


En las quemaduras es importante recordar que cuanto antes se atiendan más rápida será su cura y menores las cicatrices. Se deberá aplicar generosamente pulpa de aloe vera machacada o una buena crema comercial de áloe, varias veces al día.


En caso de quemaduras de cierta importancia es conveniente refrescar la zona afectada con agua corriente durante 15 o 20 minutos. De este modo se logra bajar la temperatura de la piel, impidiendo que siga quemándose por sí sola. Esta simple medida, junto a la siguiente aplicación del aloe vera, harán que la curación sea rápida y completa.

Para evitar las quemaduras de sol -y el consiguiente riesgo de contraer cáncer de piel- es conveniente aplicarse una buena crema de aloe al menos 20 minutos antes de exponerse a los rayos solares y, como siempre, asegúrese de que dicha crema contiene realmente un buen porcentaje de aloe vera.


En algunas ocasiones el uso externo de la pulpa de Aloe Vera puede resecar excesivamente la piel, lo cual podría resultar contraproducente en caso de ciertas enfermedades cutáneas. Para solucionar este problema se puede mezclar con aceite de oliva o de almendras dulces, o bien se recurrirá a una buena crema comercial de Aloe Vera.


Espero que os haya resultado interesante y le saquéis todo el partido a esta plantita tan especial, por supuesto no he hecho una carrera del Aloe Vera todos estos artículos los he sacado de distintas webs especializadas en internet que me han parecido interesantes.

10 comentarios:

  1. La verdad que nunca tuve una planta de estas en casa, pero tendré que comprarla viendo para todo lo que sirve. Muy buen post.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Qué buen post!! La verdad es que el Aloe tiene una cantidad de propiedades que son buenísimas para la piel, conozco de gente que tiene una plantita en su casa y a diario la usan como cremitas y dicen que la piel se queda estupenda. Ahora bien, yo lo empecé a usar y a mí bien no me fue porque yo que ya tenía la piel más bien grasa por entonces me la engrasaba más aún y la sensación de pringue no me gustaba nada.
    Supongo que no a todos nos va bien lo mismo! Aún así un post genial!!
    Kisses!! ^^

    ResponderEliminar
  3. Un buen post! Yo sí que la tengo y en un amigo que tenía dermatitis, hizo milagros. BESOS!

    ResponderEliminar
  4. Muchos usos ya los conocía, pero otros me los has descubierto tú¡ Yo tengo una planta en mi casa, y también compro muchas veces gel de aloe para el pelo y la cara.
    Muy buen post. Un besazo¡

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno es para la piel verdad?.
    Gracias por tanto dato aportado!!
    Un abrazoooo!!!

    ResponderEliminar
  6. Interesante, yo suelo utilizarla para las quemaduras solares y tambien para refrescar la piel de mi rostro...

    ResponderEliminar
  7. Hola, según entendido la planta con la flor amarilla es mejor que la roja, conozco gente que ha utilizado por las vichosa hemorroides y va bien !
    Besos Karen
    http://lovelybeadedjewels.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Un post muy completito. La pena que es que yo heredé de mi abuelo la alergia. Me lo puse una vez y no veas el sarpullido =^._.^=

    ResponderEliminar
  9. uff yo que soy de canarias alli se utiliza muchisimo lo que el olor es desagradable!
    besos

    http://eelmundonosrecorre.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. el aloe vera es lo mejorrr .. yo tenía un acné horrible (dermatitis seborreica) y gracias al aloe vera lo tengo casi controlado :D

    ResponderEliminar

¡Suscríbete!

Back-to-top